Diferencias en los tipos de gasóleo A, B y C

Diferencias en los tipos de gasóleo A, B y C

En el mercado español, disponemos de tres tipos de gasóleo, que se diferencian por sus características físicas y tipo de impuestos que se les aplica.  Se denominan Gasoil A, B y C.

El gasoil tipo A es el que se utiliza para la automoción y embarcaciones de recreo. De los tres tipos de gasoil, es el más adaptado para los vehículos, debido al refinado especializado que se le realiza. Los aditivos que se aportan a este tipo de gasoil, ayudan al óptimo funcionamiento del motor del vehículo, ajustándose a los parámetros mínimos de contaminación.

Este gasoil también es el que tiene el tipo impositivo más elevado, lo que hace que sea más caro que el resto. Para diferenciarlo se utiliza un colorante amarillo claro.

El gasoil tipo B es el que se utiliza para la maquinaria agrícola, motores fijos, embarcaciones de pesca y pasajeros, y vehículos autorizados.

Este tiene unas características parecidas al gasoil A pero, al tener menos carga fiscal, están prohibidos otros usos que no sean los suyos específicos. Para distinguirlo lleva un colorante rojo.

El gasoil tipo C está diseñado para las calderas de calefacción, tanto en el ámbito doméstico como en el profesional, o para equipos de producción de calor.

A diferencia de otros tipos de gasoil, este tiene un nivel más elevado de parafinas y una mayor densidad, lo que lo hace ideal como gasoil de calefacción, ya que estas parafinas son las que le dan un gran poder calorífico. De los tres tipos de gasoil es el más económico, ya que su tributación es inferior.

Cada tipo de gasoil tiene un uso concreto, por lo que esta prohibido utilizarlo para otro uso que no sea el suyo concreto. En caso de inspección, si se está utilizando un gasoil que no es el específico para aquella actividad, las sanciones pueden ser muy elevadas, ya que el fraude es contra la Agencia Tributaria.

Gasóleos Capela recomienda el uso de combustibles Repsol, para conseguir un optimo rendimiento de motores y calderas.

Mantenimiento del tractor

Mantenimiento del tractor

8 Consejos para tenerlo siempre a punto

Tanto si lo utilizamos en una finca particular como en una explotación agrícola o ganadera, el buen mantenimiento de la maquinaria agrícola es algo básico para cualquier propietario.

Hoy te ofreceremos consejos para tu tractor, recomendaciones sobre carburantes, posibles averías con sus síntomas y soluciones que tener en cuenta, etc.

1- Estudia el manual del usuario

Algo tan sencillo como leer el manual dado por el fabricante es algo que no se suele hacer. El fabricante tiene instrucciones específicas para los cuidados básicos de tu equipo, y tienen la experiencia para darte los mejores consejos sobre cómo hacerlo.

¿ Qué encontrarás en el manual ?
Programa de mantenimiento

Te dirá cuáles son los intervalos para un mantenimiento de rutina, incluyendo lubricación del chasis, motor, transmisión, y cambio de aceite hidráulico, cambios de filtro, y otros artículos de mantenimiento.

Especificaciones

Es una tabla que te especificará el tipo de fluido para la transmisión, sistema hidráulico, frenos, y refrigerante del motor, así como sus capacidades. El inflado de llantas, la torsión de pernos, y otro tipo de información se puede encontrar en la sección de “Especificaciones” u otras secciones del manual.

La ubicación de puntos de lubricación (casquillos de engrase), varillas de medición de fluidos o tubos indicadores, e instrucciones sobre la limpieza de filtros de aire y de combustible.

Instrucciones básicas de operación y otras informaciones específicas para tu tractor.

2- Consigue herramientas

El mantenimiento de un tractor requiere de varias llaves inglesas y otras herramientas más grandes que las de mantenimiento para autos, así que ten a mano las herramientas que necesites. Te damos una guía básica sobre qué tipo de útiles usar.

Taladro atornillador

Debe ir con sus brocas de tamaño especificado por el mandril. Las más comunes del 1 al 10, especiales para madera o para metal, e incluso, de cobalto para acero. Tiene que ser fácil de usar, saber qué tipo de rodamientos lleva, que potencia de motor, y fijarse en su ergonomía. También conviene que disponga de un led para iluminar el área en la que estamos trabajando.

Amoladora

De categoría media, profesional, tiene un diámetro de disco de 115, 125 ó 230 mm, y una potencia de 2.000 W.

Equipo de soldadura

En función de las necesidades, se puede optar por equipos más profesionales.

Equipo inverter

Para soldar la chapa de un remolque, o cosas similares, se puede hacer correctamente con los equipos denominados “inverter”. Son pequeños, sencillos, de poco peso y capaces de solucionar más de un apuro.

MIG-MAG

Si la soldadura que queremos hacer es grande, habría que optar por comprar equipos de hilo o MIG MAG. Estos equipos son de hilo, y funcionan con el aporte del mismo hilo que le llega constantemente a la pistola, donde se mezcla con el gas (de 6 a 10L/min).

Herramientas manuales

Preferiblemente de acero al cromo-vanadio:

  • Llaves combinadas métricas
  • Llaves de vaso con tamaños de 8 a 32 mm.
  • Juego de puntas cortas para carraca
  • Llave inglesa, la más imprescindible y usada
  • Llaves allen y torx
  • Llaves de filtro, de cadena o de fleje
  • Destornilladores, en 3 o 4 tamaños, tanto de estrella como planos. Deben ser de punta tratada, con acabado de cromo pulido para evitar oxidaciones y alargar su vida útil
  • Alicates, cortante, con mordaza a presión y otro “multiforma”
  • Martillo o maza, con mango de madera, imprescindible en el campo
  • Llave de ruedas, en cruz: 17 – 19 – 21 mm.
  • Multiplicador de fuerza que permita, con mínimo esfuerzo, aflojar o apretar tuercas difíciles
  • Remachadora, con dos manos y cuatro embocaduras para remaches
  • Llave grifa con mandíbula de hasta 75 mm.

3- Protege el tractor de los elementos

Debido a que la mayoría de tractores para granja y jardín más pequeños no tienen una cabina para proteger el asiento, el panel de instrumentos ni los componentes de metal, es una buena idea almacenarlos en una caseta o garaje. Si no puedes hacer esto, mantén el sistema de escape lejos de la lluvia, y cubre el asiento y los instrumentos.

4- Revisa regularmente los fluidos

La utilización de un tractor se mide por horas, no por kilómetros, así que la cantidad de uso podría ser engañosa, y los componentes que sufran fugas pueden causar la falla de partes costosas.

  • Revisa el aceite del motor
  • Revisa el fluido de transmisión
  • Revisa el líquido refrigerante en el radiador
  • Revisa el aceite hidráulico
  • Revisa el electrolito de la batería

5- Revisa la inflación de las llantas

Una inflación baja no siempre es obvia, debido a la forma.

Las llantas traseras normalmente tienen entre 0.8 y 1.3 bar (12 y 20 psi) de presión de inflado, las llantas delanteras pueden tener hasta 2.2 bar (32 psi).

Las llantas traseras en los tractores de granjas se deben llenar de balasto, especialmente si vas a sacar alguna herramienta donde se requiere una máxima tracción. Generalmente, el balasto es agua a la que se agrega una solución anticongelante.

6- Mantén los varillajes de los frenos lubricados, y asegúrate de que los frenos estén ajustados por igual

Muchos tractores tienen frenos mecánicos que operan por un sistema de varillaje y leva en lugar de un sistema de fluidos maestro/esclavo. Estos frenos están ubicados en los ejes traseros y trabajan independientemente, para que así puedan usarse para dirigir al tractor en esquinas estrechas o para ir en sentido inverso.

Los pedales de freno se engranarán para viajar en carretera, de manera que un pedal no esté accidentalmente engranado por sí mismo, haciendo que el tractor gire cuando circule a una velocidad alta.

7- Revisa los indicadores

Supervisa siempre la temperatura, la presión del aceite y el tacómetro.

  • El indicador de temperatura debe marcar un rango de operación normal, pero siempre que el indicador muestre que la temperatura está por encima de los 90 grados Celsius (200 grados Fahrenheit), quiere decir que el motor se encuentra caliente
  • Si está equipado con un motor diésel, la presión de aceite debe estar entre los 2.7 y 4 bar (40 y 60 psi)
  • El tacómetro te muestra a cuántas revoluciones por minuto está girando el cigüeñal. Los motores diésel están diseñados para operar a menos RPM y a una torsión más alta que los motores de gasolina, y no es recomendable hacer funcionar el motor a más revoluciones u operarlo al máximo de revoluciones por minuto.

8- Revisa los filtros regularmente

La mayoría de sistemas de los tractores están equipados con filtros para protegerlos contra la suciedad, el agua, u otros contaminantes que podrían causar una falla en los componentes.

Revisa para ver si el filtro de combustible tiene agua acumulada. La mayoría de motores diésel tienen un filtro separador de agua, ya que el combustible diésel atrae la humedad.

Revisa el filtro de aire con frecuencia. Generalmente, los tractores son operados en condiciones muy polvorientas, y en algunos casos, los filtros se deben limpiar diariamente o cada semana. Limpia el filtro de aire con un aspirador común o con aire comprimido, pero nunca lo laves. Cambia el filtro de aire cuando no se pueda limpiar satisfactoriamente, o si el filtro se encuentra dañado.

Por último, te recomendamos:

  1. Nunca sobrecargues tu tractor, si lo utilizas para cultivos o para siega, debe tener específicamente un tamaño recomendado para el trabajo que realizas.
  2. Utiliza un carburante apropiado. Nosotros te recomendamos Repsol Agrodiesel e+10, que además te ayudará con el correcto mantenimiento del tractor.

Gasóleos Capela resuelve tus dudas sobre el AgroDiesel e+10 sin azufre

Gasóleos Capela resuelve tus dudas sobre el AgroDiesel e+10 sin azufre

Puede que hayas llegado hasta aquí buscando un buen carburante para tu maquinaria agrícola, o simplemente intentando resolver alguna duda sobre nuestra opción. No importa la forma en la que hayas llegado, estás buscando más información, y en este artículo te resolveremos tus dudas sobre el Repsol AgroDiesel e+10 sin azufre.

Repsol AgroDiesel e+10 está especialmente indicado para la maquinaria agrícola con sistema de inyección de carburante “common rail”. Gracias a sus propiedades y calidad es el único producto recomendado por los principales fabricantes de maquinaria agrícola: John Deere, New Holland y Kubota.

Repsol AgroDiesel e+10

En Gasóleos Capela nos preocupamos por ofrecer productos de calidad y una asesoría completa a nuestros clientes, a través de un servicio de total garantía, ya que todos los vehículos utilizados para la distribución de Repsol AgroDiesel e+10 disponen de contadores volumétricos homologados y verificados anualmente.

Puedes contar con atención personalizada y asesoramiento técnico gratuito, para que tu instalación cumpla con la normativa vigente.

Estas son las preguntas más frecuentes que nos encontramos y que quizá puedan ayudar a resolver alguna de tus dudas:

¿Qué vehículos pueden utilizar Repsol AgroDiesel e+10?

Toda la maquinaria agrícola en general, y especialmente indicado para maquinaria de última generación.

¿Es compatible con otros gasóleos?

Repsol AgroDiesel e+10 puede ser utilizado en combinación con otros gasóleos, pero sólo la utilización del producto en un uso regular, confiere a su motor todas las ventajas, alargando su vida.

¿Cómo puedo contratar Repsol AgroDiesel e+10?

Si es tu primer pedido, necesitamos recopilar una serie de datos antes de abrir tu cuenta. Uno de nuestros técnicos se pondrá en contacto contigo para concertar una cita y rellenar el papeleo con los datos que le facilites.

Después de dar de alta tu cuenta, podrás realizar tus pedidos a través de la web o por teléfono, de una forma sencilla y práctica.

¿Qué diferencia tiene Repsol AgroDiesel e+10 con otros gasóleos?

Repsol AgroDiesel e+10 mejora las características de otros gasóleos ya que mantiene limpio el sistema de inyección y circuito de alimentación, ofrece mayor protección contra la corrosión y mejora del arranque en frío.

¿Se puede añadir otro producto a Repsol AgroDiesel e+10?

Repsol AgroDiesel e+10 es un producto optimizado para máxima calidad y no se recomienda ningún producto adicional. La incorporación de aditivos adicionales, podría incluso desestabilizar la composición.

¿Repsol AgroDiesel e+10 mejora el funcionamiento de la maquinaria agrícola?

El gasóleo Repsol AgroDiesel e+10 está diseñado como combustible idóneo para mantener las plenas prestaciones de tu maquinaria agrícola, protege de la corrosión, conservando en condiciones adecuadas el sistema de alimentación e inyección de combustible.

¿Con Repsol AgroDiesel e+10 se ahorra combustible?

Al conseguir el máximo rendimiento del motor se puede asegurar que con Repsol AgroDiesel e+10 se consigue una optimización del consumo y por consiguiente un ahorro de combustible.

Puesto que el tractor es la maquinaria agrícola que más gasóleo consume, es importante mantenerlo en buen estado para que sea lo más eficiente posible durante más tiempo. Repsol AgroDiesel e+10, además de cuidar tu motor, tiene un rendimiento más alto que otros gasóleos agrícolas. Pruébalo, no te arrepentirás.

Lo que debes saber sobre el gasóleo agrícola

Lo que debes saber sobre el gasóleo agrícola

El gasóleo agrícola o B es un carburante de buena calidad, con unas propiedades específicas, que lo convierten en la solución ideal para la actividad agrícola.

Este tipo de carburantes protege de forma adecuada el sistema de alimentación y los inyectores de la maquinaria agropecuaria, prolongando la vida útil de las máquinas y potenciando su utilidad.

Ventajas del gasóleo agrícola:

  • La combustión que genera este tipo de carburante consigue un óptimo arranque en frío y un funcionamiento más silencioso, con el mínimo de ruidos.
  • Las partículas de agua que se van generando no entran en el sistema de alimentación de la maquinaria, gracias a la capacidad del carburante para evitar la emulsión.
  • Las partículas insolubles que suelen formar los diferentes tipos de carburante pueden llegar a obstruir los filtros de la maquinaria agrícola, e incluso dañar su sistema de inyección. El gasóleo agrícola ayuda a estabilizar la oxidación.
  • Este carburante es respetuoso con el medio ambiente, gracias a su baja proporción en azufre.
  • El Ministerio de Hacienda bonifica el uso de este carburante. Un interesante instrumento es la Tarjeta de Gasóleo Bonificado, con la que puede pagarse en gasolineras con un ahorro en costes, además de otro tipo de bonificaciones.

La importancia del gasóleo agrícola:

En su composición, el gasóleo para uso agrícola, o B, no es tan diferente del A. Su precio es más bajo no por una rebaja importante en cuanto a sus proveedores de origen, sino porque el impuesto que cobra el Estado es menor. Para evitar usos indebidos (pues el producto es muy similar al gasóleo A), se le añaden colorantes denominados trazadores.

Para optimizar su uso, es muy importante realizar una buena conservación de los depósitos de almacenaje. Aunque pueda parecer que no es tan relevante, la realidad es que una correcta conservación puede incidir en el rendimiento final de la explotación, y también en la generación de problemas mecánicos y averías.

¿Cómo conservarlo?

Los depósitos para almacenar gasóleo para uso agrícola tienen que estar bien homologados y registrados en la Dirección General de Industria de cada comunidad autónoma. Además de ello, las instalaciones deben ser inspeccionadas y revisadas por un profesional autorizado a ello.

Algunas pautas de las instalaciones de gasoil para uso agrícola:

  • La temperatura de conservación es muy importante. A 55º es inflamable, aunque este límite baja considerablemente si se mezcla con gasolina. Además, una excesiva temperatura puede ocasionar el desarrollo de bacterias. El frío en exceso tampoco es recomendable.
  • En todo momento hay que evitar que el gasóleo contacte con nuestra piel. Sus efectos en el organismo humano pueden ser muy dañinos, desde dermatitis y otras infecciones en la piel, la irritación de las vías respiratorias si se inhala, y hasta cáncer.
  • El depósito que contenga este carburante tiene que ser el homologado, preparado para evitar fugas y en un espacio con la ventilación adecuada.
  • No es recomendable almacenar mucho tiempo el gasoil agrícola. Entre otras cosas porque hay gasóleos para verano y otros para invierno, con diferentes puntos en su congelación e incluso en su inflamación.