Ahorrar en Gasóleo Calefacción

Ahorrar en gasóleo calefacción

Este invierno se presenta muy frio, por lo que desde Gasóleos Capela te ofrecemos algunos consejos para ahorrar en calefacción.

✔Aprovecha al máximo el calor natural

Las horas de sol la casa gana calor de manera natural. Es bueno, por esto mismo, aprovechar al máximo posible estas horas. Abrir las cortinas y persianas de día y cerrarlas de noche hará que tu casa guarde el calor natural por el día e impida que se pierda por la noche.

✔Revisa en busca de fugas

Es posible que el aire frío del exterior se esté colocando en tu casa por algún tipo de fallo inesperado. Las ventanas o puertas que no cierran bien suelen ser las culpables.

Utilizar alfombras es también un buen remedio para que el calor no se pierda en el suelo frío. Las alfombras mantienen el calor mucho mejor que un suelo desprotegido.

✔ No tapes la calefacción

Uno de los factores más determinantes en el gasto energético de la calefacción es el arranque o el trabajo hasta llegar a una temperatura concreta.

Cuando se tapa la calefacción con ropa mojada para que se seque antes, algo que es bastante usual, conseguimos que al sistema de calefacción le cueste más trabajo lograr la temperatura adecuada.

✔ Evita apagar la caldera

El continua arranque y apagado de la caldera, consume un mayor gasto de combustible; es preferible mantener la calefacción encendida antes que apagarla y volverla a encender en poco tiempo. Además, si haces esto, no tendrás la necesidad de poner la calefacción a una temperatura demasiado elevada.

✔ Usa Gasóleo Calefacción Repsol BiEnergy

Repsol BiEnergy e+10 ha sido especialmente desarrollado para su utilización en calderas, ofreciendo una mayor eficiencia energética y ahorros de hasta el 30%.

Diferencias en los tipos de gasóleo A, B y C

Diferencias en los tipos de gasóleo A, B y C

En el mercado español, disponemos de tres tipos de gasóleo, que se diferencian por sus características físicas y tipo de impuestos que se les aplica.  Se denominan Gasoil A, B y C.

El gasoil tipo A es el que se utiliza para la automoción y embarcaciones de recreo. De los tres tipos de gasoil, es el más adaptado para los vehículos, debido al refinado especializado que se le realiza. Los aditivos que se aportan a este tipo de gasoil, ayudan al óptimo funcionamiento del motor del vehículo, ajustándose a los parámetros mínimos de contaminación.

Este gasoil también es el que tiene el tipo impositivo más elevado, lo que hace que sea más caro que el resto. Para diferenciarlo se utiliza un colorante amarillo claro.

El gasoil tipo B es el que se utiliza para la maquinaria agrícola, motores fijos, embarcaciones de pesca y pasajeros, y vehículos autorizados.

Este tiene unas características parecidas al gasoil A pero, al tener menos carga fiscal, están prohibidos otros usos que no sean los suyos específicos. Para distinguirlo lleva un colorante rojo.

El gasoil tipo C está diseñado para las calderas de calefacción, tanto en el ámbito doméstico como en el profesional, o para equipos de producción de calor.

A diferencia de otros tipos de gasoil, este tiene un nivel más elevado de parafinas y una mayor densidad, lo que lo hace ideal como gasoil de calefacción, ya que estas parafinas son las que le dan un gran poder calorífico. De los tres tipos de gasoil es el más económico, ya que su tributación es inferior.

Cada tipo de gasoil tiene un uso concreto, por lo que esta prohibido utilizarlo para otro uso que no sea el suyo concreto. En caso de inspección, si se está utilizando un gasoil que no es el específico para aquella actividad, las sanciones pueden ser muy elevadas, ya que el fraude es contra la Agencia Tributaria.

Gasóleos Capela recomienda el uso de combustibles Repsol, para conseguir un optimo rendimiento de motores y calderas.

Eficiencia de las calderas de condesación

Eficiencia de las calderas de condesación

En otro post os explicábamos 7 razones sobre por qué las calderas de gasóleo son la mejor opción para vuestros hogares. Hoy iremos un paso más allá y os contaremos por qué las calderas de condesación son la mejor opción dentro de las que se ofrecen en el mercado.

Las calderas de condensación se caracterizan fundamentalmente por aprovechar la energía obtenida debido a la condensación del vapor de agua, contenida en los humos producto de la combustión, para precalentar el agua de entrada al equipo.

Eficiencia de las calderas de condesación

En las calderas corrientes los humos evacuados pueden alcanzar 150ºC para evitar condensaciones y facilitar el tiro. Dicho vapor de agua expulsado hacia el exterior contiene un calor latente que es desperdiciado. En cambio si dicho vapor de agua condensa, cambia de estado gaseoso a estado líquido cediendo calor.

En el caso de las calderas de condensación, al contrario que las calderas convencionales, este calor residual es aprovechado para precalentar el agua, aumentando por lo tanto el rendimiento de la misma hasta valores superiores al 100%. Esta es la razón básica de la eficiencia de las calderas de condensación.

Fases de la transmisión de calor en las calderas de condensación

En las calderas de condensación, el calor se transmite en tres fases diferenciadas:

  1. Fase en la que la llama de la combustión del gas transmite el calor al agua por radiación.
  2. Fase o fase de conducción-convección.
  3. Fase o fase de condensación-convección donde el cambio de estado del vapor de agua contenido en los humos es aprovechado por la caldera.

Temperatura del agua en las calderas de condensación

Para que se produzca la condensación del vapor de agua contenido en los humos, en primer lugar es necesario garantizar que el agua de retorno está por debajo de la temperatura de rocío. Por otro lado el valor de la temperatura de rocío de los humos dependerá de la cantidad de vapor de agua contenida (presión), del exceso del aire y del tipo de combustible.

Eficiencia de las calderas de condesación

Una vez conocido el valor de la temperatura de rocío, cuanto más fría esté el agua de retorno respecto de dicha temperatura más se aprovechará el fenómeno de la condensación. Por lo tanto cuanto mayor sea la diferencia de temperatura más calor se cederá. Y si hay más condensación entonces el rendimiento energético de la caldera de condensación será mayor.

Una vez los humos han cedido el calor al agua, la temperatura reducida de estos puede oscilar entre los 30°C y los 100°C, por lo que si el tiro no es el suficiente para evacuar dichos humos puede que sea necesario la instalación de un ventilador que los extraiga.

Rendimiento y eficiencia de las calderas de condensación

Como se ha comentado antes, el rendimiento de estas caldera supera el 100% (siempre respecto a poder calorífico inferior) frente a las convencionales con valores entre 70-80%. Esto se debe a que aprovechan el calor de condensación para calentar el agua de retorno de la caldera. Utilizan el poder calorífico superior sin poner en peligro la caldera. El resultado final es el de rendimientos superiores hasta incluso en un 30% más que el rendimiento máximo obtenido por una caldera convencional.

Eficiencia de las calderas de condesación

Las 7 razones por las que la de gasóleo es la mejor caldera para tu hogar

7 Razones para la caldera de gasóleo

Las calderas de gasóleo son uno de los métodos existentes más eficientes para calentar la vivienda y resultan la solución ideal para cubrir no sólo las necesidades de calefacción, si no también de agua caliente.

¿Por qué entonces es la mejor caldera para tu hogar?

1- No hay riesgo de explosiones. La seguridad ante todo

A diferencia de otro tipo de energías que son inflamables a cualquier temperatura, las calderas de gasóleo funcionan a temperaturas mayores a los 60ºC sin correr riesgos de explosiones; esto demuestra su confiabilidad, además no necesita de medidas de seguridad o prevención que puedan encarecer el costo de la instalación.

2- El uso continuado del gasoil conserva y protege la caldera más tiempo

El uso continuado del gasoil en la calefacción permite la conservación y protección de la caldera, reduciendo al mismo tiempo las revisiones y los costos de mantenimiento que pueda necesitar.

De esta forma el sistema de calefacción consume un 10% menos de combustible; con el gasóleo nos aseguramos una adecuada protección del tanque de almacenamiento contra la proliferación de bacterias mejorando al mismo tiempo la calidad de aire, utilizando este equipo, disminuye la emisión de gases y partículas durante el proceso de combustión.

3- Alto rendimiento en combustión

Además posee excelentes propiedades anticorrosivos y bactericidas, mejora el comportamiento en frío y carece de olor a gasóleo lo que garantiza nuestra comodidad.

4- El coste de la instalación es menor que en otros sistemas

5- La libertad de precio

El gasóleo está a régimen de mercado libre y por ende contamos con la posibilidad de comparar distintos precios sin tener que aceptar uno ya impuesto.

6- No tiene costes fijos

Las empresas de otro tipo de energía para calefacción nos cobran una serie de costos fijos en concepto de alquiler de contador que deben pagarse incluso si no utilizamos la calefacción.

7- Regula la temperatura acorde con las variaciones climáticas

Las calderas de gasoil incorporan las más modernas tecnologías, entre ellas, termostatos electrónicos que nos permiten regular la temperatura de acuerdo a las variaciones climáticas.

Mantenimiento del tractor II

Mantenimiento del tractor II

Problemas en el motor y sus soluciones

Todo aquel que opere un tractor, ya sea para labores agrícolas o transporte debe ser consciente de cómo realizar el mantenimiento del tractor de la mejor forma posible para evitar posibles averías y así prolongar la vida útil de la máquina.

Sin embargo no siempre es posible evitar un problema en el motor del tractor, por lo que hoy queremos explicar 6 posibles averías que puede tener el motor del tractor, cómo detectarlas y cuál sería su solución.

1- Cilindros

El movimiento de vaivén de los cilindros, aún con un funcionamiento normal del motor, hace que las paredes interiores de los mismos se vayan desgastando y el ajuste entre los segmentos y la pared deja de ser tan perfecto como al principio y se producen escapes de los gases de compresión y de trabajo.

Síntomas:
  • Pérdida de potencia en el motor.
  • Consumo excesivo de aceite.
  • Salida de gases por los respiraderos del cárter.
  • Salida de humo azulado por el escape.
Soluciones:
  • Si el cilindro lleva camisa, hay que cambiarlas y, al mismo tiempo, proceder a cambiar, también, las válvulas y los segmentos.
  • Si el motor no lleva camisa, hay que rectificar el bloque. Con esta operación el cilindro aumenta de tamaño y hay que cambiar los segmentos por otros mayores.

2- Culata

Como consecuencia de haber sido desmontada cuando aún estaba caliente o por un excesivo calentamiento se produce una deformación que impide su ajuste perfecto con el bloque.

Síntomas:
  • La junta de culata se quema con relativa frecuencia y casi siempre por el mismo sitio.
Soluciones:
  • Rectificar la culata en un taller especializado.

3- Junta de culata

Si el asiento entre el bloque y la culata no es perfecto o se produce un recalentamiento excesivo del motor, se quema.

Síntomas:
  • Pérdida de potencia del motor.
Soluciones:
  • Lo primero que hay que hacer es dejar enfriar el motor, a continuación, se procederá a desmontar la culata, quitar la junta quemada y sustituirla por una nueva.

4- Pistón

Con el movimiento de los pistones las ranuras donde se alojan los segmentos se agrandan quedando estos holgados y el aceite de engrase sube por encima de la cabeza del pistón y allí se quema.

Síntomas:
  • Consumo excesivo de aceite.
  • Pérdida de potencia del motor.
  • Humos azules por el escape.
Soluciones:
  • Cambiar el pistón y los segmentos.

5- Segmentos

Un calentamiento excesivo del motor o la utilización de aceites no recomendados por el fabricante, hace que los segmentos puedan yuedar agarrotados en las ranuras del pistón lo que les hace perder tlexibilidad y no cumplir su misión de ajuste al cilindro.

Síntomas:
  • Pérdida rápida de potencia.
  • Excesivo consumo de aceite.
  • Humos azulados por el escape.
Soluciones:
  • Sacar los pistones, quitar los segmentos agarrotados, limpiar las ranuras del pistón y poner segmentos nuevos.

6- Biela

Los casquillos antifricción que protegen la unión de la cabeza de la biela y el cigüeñal, al calcmarse excesivamente el motor se funden produciendo holguras y rozamientos. Se dice “se ha fundido una biela”. También puede fundirse los casquillos que unen la biela y el pistón.

Síntomas:
  • Fuerte golpeteo del motor.
Soluciones:
  • Al oir el ruido parar inmediatamente, remolcar el tractor al taller y desmontar el motor para cambiar los casquillos fundidos. Sacar los pistones, quitar los segmentos agarrotados, limpiar las ranuras del pistón y poner segmentos nuevos.

7- Cigüeñal

En este suelen ocurrir pocas averias. Ahora bien, es conveniente cada vez que se efectúe algunas de las reparaciones anteriores proceder al retocado de las muñequillas para dejarlas de nuevo redondas, ya que el movimiento del motor con las piezas dañadas ha podido producir desgastes y perdida de su forma.

Esperamos que estas recomendaciones os hayan resultado útiles a la hora de diferenciar posibles problemas y averías en el motor de vuestro tractor y así ayudaros a mantenerlo en buen estado y aumentar su vida útil.

Además, es muy importante utilizar un buen carburante para prevenir algunos de estos problemas. Si queréis hacer vuestro pedido de Repsol Agrodiesel e+10 podéis hacerlo directamente online.

Mantenimiento del tractor

Mantenimiento del tractor

8 Consejos para tenerlo siempre a punto

Tanto si lo utilizamos en una finca particular como en una explotación agrícola o ganadera, el buen mantenimiento de la maquinaria agrícola es algo básico para cualquier propietario.

Hoy te ofreceremos consejos para tu tractor, recomendaciones sobre carburantes, posibles averías con sus síntomas y soluciones que tener en cuenta, etc.

1- Estudia el manual del usuario

Algo tan sencillo como leer el manual dado por el fabricante es algo que no se suele hacer. El fabricante tiene instrucciones específicas para los cuidados básicos de tu equipo, y tienen la experiencia para darte los mejores consejos sobre cómo hacerlo.

¿ Qué encontrarás en el manual ?
Programa de mantenimiento

Te dirá cuáles son los intervalos para un mantenimiento de rutina, incluyendo lubricación del chasis, motor, transmisión, y cambio de aceite hidráulico, cambios de filtro, y otros artículos de mantenimiento.

Especificaciones

Es una tabla que te especificará el tipo de fluido para la transmisión, sistema hidráulico, frenos, y refrigerante del motor, así como sus capacidades. El inflado de llantas, la torsión de pernos, y otro tipo de información se puede encontrar en la sección de “Especificaciones” u otras secciones del manual.

La ubicación de puntos de lubricación (casquillos de engrase), varillas de medición de fluidos o tubos indicadores, e instrucciones sobre la limpieza de filtros de aire y de combustible.

Instrucciones básicas de operación y otras informaciones específicas para tu tractor.

2- Consigue herramientas

El mantenimiento de un tractor requiere de varias llaves inglesas y otras herramientas más grandes que las de mantenimiento para autos, así que ten a mano las herramientas que necesites. Te damos una guía básica sobre qué tipo de útiles usar.

Taladro atornillador

Debe ir con sus brocas de tamaño especificado por el mandril. Las más comunes del 1 al 10, especiales para madera o para metal, e incluso, de cobalto para acero. Tiene que ser fácil de usar, saber qué tipo de rodamientos lleva, que potencia de motor, y fijarse en su ergonomía. También conviene que disponga de un led para iluminar el área en la que estamos trabajando.

Amoladora

De categoría media, profesional, tiene un diámetro de disco de 115, 125 ó 230 mm, y una potencia de 2.000 W.

Equipo de soldadura

En función de las necesidades, se puede optar por equipos más profesionales.

Equipo inverter

Para soldar la chapa de un remolque, o cosas similares, se puede hacer correctamente con los equipos denominados “inverter”. Son pequeños, sencillos, de poco peso y capaces de solucionar más de un apuro.

MIG-MAG

Si la soldadura que queremos hacer es grande, habría que optar por comprar equipos de hilo o MIG MAG. Estos equipos son de hilo, y funcionan con el aporte del mismo hilo que le llega constantemente a la pistola, donde se mezcla con el gas (de 6 a 10L/min).

Herramientas manuales

Preferiblemente de acero al cromo-vanadio:

  • Llaves combinadas métricas
  • Llaves de vaso con tamaños de 8 a 32 mm.
  • Juego de puntas cortas para carraca
  • Llave inglesa, la más imprescindible y usada
  • Llaves allen y torx
  • Llaves de filtro, de cadena o de fleje
  • Destornilladores, en 3 o 4 tamaños, tanto de estrella como planos. Deben ser de punta tratada, con acabado de cromo pulido para evitar oxidaciones y alargar su vida útil
  • Alicates, cortante, con mordaza a presión y otro “multiforma”
  • Martillo o maza, con mango de madera, imprescindible en el campo
  • Llave de ruedas, en cruz: 17 – 19 – 21 mm.
  • Multiplicador de fuerza que permita, con mínimo esfuerzo, aflojar o apretar tuercas difíciles
  • Remachadora, con dos manos y cuatro embocaduras para remaches
  • Llave grifa con mandíbula de hasta 75 mm.

3- Protege el tractor de los elementos

Debido a que la mayoría de tractores para granja y jardín más pequeños no tienen una cabina para proteger el asiento, el panel de instrumentos ni los componentes de metal, es una buena idea almacenarlos en una caseta o garaje. Si no puedes hacer esto, mantén el sistema de escape lejos de la lluvia, y cubre el asiento y los instrumentos.

4- Revisa regularmente los fluidos

La utilización de un tractor se mide por horas, no por kilómetros, así que la cantidad de uso podría ser engañosa, y los componentes que sufran fugas pueden causar la falla de partes costosas.

  • Revisa el aceite del motor
  • Revisa el fluido de transmisión
  • Revisa el líquido refrigerante en el radiador
  • Revisa el aceite hidráulico
  • Revisa el electrolito de la batería

5- Revisa la inflación de las llantas

Una inflación baja no siempre es obvia, debido a la forma.

Las llantas traseras normalmente tienen entre 0.8 y 1.3 bar (12 y 20 psi) de presión de inflado, las llantas delanteras pueden tener hasta 2.2 bar (32 psi).

Las llantas traseras en los tractores de granjas se deben llenar de balasto, especialmente si vas a sacar alguna herramienta donde se requiere una máxima tracción. Generalmente, el balasto es agua a la que se agrega una solución anticongelante.

6- Mantén los varillajes de los frenos lubricados, y asegúrate de que los frenos estén ajustados por igual

Muchos tractores tienen frenos mecánicos que operan por un sistema de varillaje y leva en lugar de un sistema de fluidos maestro/esclavo. Estos frenos están ubicados en los ejes traseros y trabajan independientemente, para que así puedan usarse para dirigir al tractor en esquinas estrechas o para ir en sentido inverso.

Los pedales de freno se engranarán para viajar en carretera, de manera que un pedal no esté accidentalmente engranado por sí mismo, haciendo que el tractor gire cuando circule a una velocidad alta.

7- Revisa los indicadores

Supervisa siempre la temperatura, la presión del aceite y el tacómetro.

  • El indicador de temperatura debe marcar un rango de operación normal, pero siempre que el indicador muestre que la temperatura está por encima de los 90 grados Celsius (200 grados Fahrenheit), quiere decir que el motor se encuentra caliente
  • Si está equipado con un motor diésel, la presión de aceite debe estar entre los 2.7 y 4 bar (40 y 60 psi)
  • El tacómetro te muestra a cuántas revoluciones por minuto está girando el cigüeñal. Los motores diésel están diseñados para operar a menos RPM y a una torsión más alta que los motores de gasolina, y no es recomendable hacer funcionar el motor a más revoluciones u operarlo al máximo de revoluciones por minuto.

8- Revisa los filtros regularmente

La mayoría de sistemas de los tractores están equipados con filtros para protegerlos contra la suciedad, el agua, u otros contaminantes que podrían causar una falla en los componentes.

Revisa para ver si el filtro de combustible tiene agua acumulada. La mayoría de motores diésel tienen un filtro separador de agua, ya que el combustible diésel atrae la humedad.

Revisa el filtro de aire con frecuencia. Generalmente, los tractores son operados en condiciones muy polvorientas, y en algunos casos, los filtros se deben limpiar diariamente o cada semana. Limpia el filtro de aire con un aspirador común o con aire comprimido, pero nunca lo laves. Cambia el filtro de aire cuando no se pueda limpiar satisfactoriamente, o si el filtro se encuentra dañado.

Por último, te recomendamos:

  1. Nunca sobrecargues tu tractor, si lo utilizas para cultivos o para siega, debe tener específicamente un tamaño recomendado para el trabajo que realizas.
  2. Utiliza un carburante apropiado. Nosotros te recomendamos Repsol Agrodiesel e+10, que además te ayudará con el correcto mantenimiento del tractor.

Calor sostenible para casas rurales

Calor sostenible para casas rurales

A través del Proyecto BioLiquid en Repsol desarrollan calderas de gasóleo y biomasa que producen calor sostenible para los hogares sin suministro directo de calefacción y agua caliente.

Actualmente existe en Europa un importante número de municipios rurales o urbanizaciones que no poseen infraestructuras urbanas que permitan el suministro calefacción ni agua caliente sanitaria (ACS), por lo que este tipo de viviendas cuenta con generadores térmicos individuales, fundamentalmente calderas de gasóleo y biomasa.

Los generadores térmicos presentes en el mercado poseen potencias térmicas superiores (>25kW) a las necesarias para abastecer la demanda energética de las viviendas y utilizan combustibles no especializados; por este motivo, no resultan eficientes para su utilización en este ámbito, ya que suponen un gran consumo energético y son altamente contaminantes.

En este contexto, nace el proyecto BIOLIQ, que tiene como objetivo el desarrollo de nuevos generadores térmicos de alta eficiencia alimentados por multi-biocombustibles, con capacidad de modulación y con nueva tecnología de combustión.

Las características de este tipo de equipos, hacen que sea necesario formular nuevos combustibles, incluyendo biocombustibles, capaces de cumplir con los requerimientos técnicos de los nuevos generadores, logrando un funcionamiento óptimo durante toda su vida útil. La caracterización de este tipo de combustibles puede requerir, además de las técnicas ya existentes, del desarrollo de nuevas metodologías de análisis que permitan evaluar el comportamiento de los combustibles en los nuevos equipos.

Además, estos combustibles contribuirán, por su composición, a la reducción de contaminantes locales, tales como NOx o SOx, respecto a los combustibles de calefacción convencionales.

Para alcanzar este objetivo principal será necesario alcanzar los siguientes objetivos técnicos:

  • Desarrollar nuevas formulaciones de combustibles líquidos, incluyendo biocombustibles, para su utilización de forma optimizada en calentadores de potencia baja y media, que además contribuyan a la disminución de contaminantes atmosféricos.
  • Desarrollar técnicas novedosas de predicción de comportamiento en quemador de combustibles de calefacción.
  • Desarrollar nuevas técnicas/tecnologías de formación de la mezcla combustible combustible-aire para alcanzar bajas potencias térmicas como base para el desarrollo de nuevos quemadores de muy bajas potencias (de 3 a 15 kW).
  • Desarrollar nuevos intercambiadores humos-agua de alta eficiencia con condensación que aprovechen el calor latente de los humos, permitiendo estar por encima del 100% sobre poder calorífico inferior (PCI).
  • Definir nuevas estrategias de encendido y regulación de quemadores de baja potencia (3 a 8 kW) basados en la vaporización parcial del combustible.
  • Desarrollar generadores térmicos de potencia media (8-15 kW) y de baja potencia (3-8 kW) modulantes, de condensación y con capacidad de usar biocombustibles.

El proyecto se desarrolla en el Centro de Tecnología Repsol en colaboración con IKERLAN, centro de investigación especializado en innovación en producto y fabricación y TIFELL, PYME especialista en la fabricación de todo tipo de calderas en el sector del ACS y la calefacción de hogares.

Consejos para ahorrar carburante

Consejos para ahorrar carburante

Desplazarte en coche hasta el lugar elegido para pasar tus vacaciones de verano supone, en muchos de los casos, recorrer un buen número de kilómetros. Según el RACE, una conducción eficiente puede ayudarnos a obtener un ahorro medio de combustible de hasta un 15%, con la consiguiente disminución de las emisiones de CO2.

Hoy te traemos 9 consejos para ahorrar carburante. Si aún no te has ido de vacaciones, pero estás a punto de hacerlo, presta atención a los que vamos a contarte. Solo con modificar algunos hábitos, conseguirás desplazarte de forma más segura y eficiente y reducir el número de paradas para repostar.

  1. Elige la ruta más adecuada. Antes de salir de viaje es conveniente planificar la ruta con antelación. De esta forma, llegarás a tu destino por el camino más adecuado y de forma más segura. Evitarás cualquier imprevisto que alargue el viaje más tiempo del debido.
  2. Ten el coche a punto. El vehículo debe estar en perfectas condiciones. Llévalo a tu taller de confianza para que le hagan una revisión rutinaria y utiliza los productos más adecuados, que alargan la vida de tu motor manteniéndolo más limpio. Ahorrarás en combustible y emitirás menos CO2.
  3. No cargues el coche en exceso. Sabemos que es difícil, pero intenta llevar el equipaje justo. Sobrecargar el coche aumenta el consumo de carburante y puede poner en peligro tu seguridad si la carga no va bien distribuida.
  4. No pises el acelerador al arrancar. Los coches actuales están preparados para que no tengas que acelerar en el momento en el que pones el motor en marcha. Gracias a los últimos lubricantes, una vez que el motor esté encendido, si el coche es de gasolina, puedes empezar a moverte; y si es diésel, tendrás que esperar unos segundos para que el motor se caliente.
  5. Cambia a marchas largas. Una vez iniciada la marcha evita aceleraciones bruscas para no revolucionar el motor. Utiliza marchas largas, sobre todo al subir una pendiente, con el pedal pisado a fondo, y haz los cambios lo más rápido posible para evitar perder velocidad.
  6. Mantén una velocidad constante. Si la carretera por la que circulas te lo permite, procura circular a la misma velocidad, evitando aceleraciones innecesarias y frenazos bruscos. Una velocidad constante reduce el consumo, sobre todo cuando pasas de los 100 kilómetros.
  7. Cierra las ventanillas. Cuando circules por carretera es mejor que cierres las ventanillas y pongas el aire acondicionado, ya que se puede modificar la aerodinámica del vehículo y frenarlo. Esto provoca un aumento del consumo de energía mayor que el del climatizador.
  8. Apaga el motor en paradas largas. Si te encuentras con alguna retención importante que te obligue a parar el coche unos cuantos minutos es mejor apagar el motor para que consuma menos combustible.
  9. Revisa los neumáticos. Las ruedas deben tener siempre la presión adecuada. Cámbialas cuando hayan superado el límite de desgaste, presenten daños o hayan envejecido. Para viajar por carretera aconsejamos ruedas que mantengan bien la velocidad, ofrezcan un elevado nivel de adherencia, consigan la mínima distancia de frenado en mojado y garanticen un buen confort de marcha en cuanto a vibraciones y ruido.

Sigue nuestros consejos y apuesta por el ahorro de combustible. Utiliza productos de calidad, que no ensucien tu motor y lo mantengan en perfectas condicones, como los carburantes Repsol.

Calor sostenible

Calor sostenible

Para Gasóleos Capela pertenecer al grupo Repsol es un orgullo. Se trata de una empresa pionera en muchos aspectos, no sólo en el desarrollo de productos petrolíferos o en el liderazgo de escuderías de alto nivel. Lo que más provoca nuestra admiración es la cantidad de recursos que dedican a la investigación y desarrollo de distintas tecnologías, y proyectos destinados a dejar un mundo mejor a nuestros hijos. Por eso queremos hablaros hoy del calor sostenible.

A través del Proyecto Bioliquid se desarrollan calderas de gasóleo y biomasa más sostenibles para los hogares sin suministro directo de calefacción y agua caliente.

Actualmente existe en Europa un importante número de municipios rurales o urbanizaciones que no poseen infraestructuras urbanas que permitan el suministro calefacción ni agua caliente sanitaria (ACS), por lo que este tipo de viviendas cuenta con generadores térmicos individuales, fundamentalmente calderas de gasóleo y biomasa.

Los generadores térmicos presentes en el mercado poseen potencias térmicas superiores (>25kW) a las necesarias para abastecer la demanda energética de las viviendas y utilizan combustibles no especializados; por este motivo, no resultan eficientes para su utilización en este ámbito, ya que suponen un gran consumo energético y son altamente contaminantes.

En este contexto, nace el proyecto BIOLIQ, que tiene como objetivo el desarrollo de nuevos generadores térmicos de alta eficiencia alimentados por multi-biocombustibles, con capacidad de modulación y con nueva tecnología de combustión.

Otro de los requisitos de estos nuevos generadores es que funcionen de forma óptima en potencias entre 3 y 15 kW, adaptadas para su utilización en viviendas de bajo consumo energético para servicios de calefacción y ACS. Las características de este tipo de equipos, hacen que sea necesario formular nuevos combustibles, incluyendo biocombustibles, capaces de cumplir con los requerimientos técnicos de los nuevos generadores, logrando un funcionamiento óptimo durante toda su vida útil.

La caracterización de este tipo de combustibles puede requerir, además de las técnicas ya existentes, del desarrollo de nuevas metodologías de análisis que permitan evaluar el comportamiento de los combustibles en los nuevos equipos. Además, estos combustibles contribuirán, por su composición, a la reducción de contaminantes locales, tales como NOx o SOx, respecto a los combustibles de calefacción convencionales.

Para alcanzar este objetivo principal será necesario alcanzar los siguientes objetivos técnicos:

  • Desarrollar nuevas formulaciones de combustibles líquidos, incluyendo biocombustibles, para su utilización de forma optimizada en calentadores de potencia baja y media, que además contribuyan a la disminución de contaminantes atmosféricos.
  • Desarrollar técnicas novedosas de predicción de comportamiento en quemador de combustibles de calefacción.
  • Desarrollar nuevas técnicas/tecnologías de formación de la mezcla combustible combustible-aire para alcanzar bajas potencias térmicas como base para el desarrollo de nuevos quemadores de muy bajas potencias (de 3 a 15 kW).
  • Desarrollar nuevos intercambiadores humos-agua de alta eficiencia con condensación que aprovechen el calor latente de los humos, permitiendo estar por encima del 100% sobre poder calorífico inferior (PCI).
  • Definir nuevas estrategias de encendido y regulación de quemadores de baja potencia (3 a 8 kW) basados en la vaporización parcial del combustible.
  • Desarrollar generadores térmicos de potencia media (8-15 kW) y de baja potencia (3-8 kW) modulantes, de condensación y con capacidad de usar biocombustibles.

Esta iniciativa cuenta con la financiación del Ministerio de Economía y Competitividad dentro de la convocatoria Retos-Colaboración del Programa Estatal de Investigación, Desarrollo e Innovación Orientada a los Retos de la Sociedad – en el marco del Plan Estatal de Investigación Científica y Técnica y de Innovación 2013-2016- y está cofinanciado por la UE dentro del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER).

El proyecto se desarrolla en el Centro de Tecnología Repsol en colaboración con IKERLAN, centro de investigación especializado en innovación en producto y fabricación y TIFELL, PYME especialista en la fabricación de todo tipo de calderas en el sector del ACS y la calefacción de hogares.

Consecuencias de la adulteración del gasóleo

Consecuencias de la adulteración del Gasóleo

Todos recordamos el escándalo producido hace unos años por la adulteración del gasóleo. Hoy queremos aportaros el punto de vista de profesionales independientes, desde el punto de vista de los profesionales del motor. Compartimos esta información de la revista noticiascoches.com que puedes visitar pinchando el enlace.

Las cifras del fraude son escandalosas, ya que el gasóleo es el combustible más utilizado en España, clave sobre todo en el transporte profesional. En estos momentos existen tres tipos de gasóleo a la venta: el de automoción o A, el agrícola o B y el de calefacciones o C. Estos dos últimos pagan muchos menos impuestos, de ahí que cada uno cuente con un aditivo que le da un color especial, lo que facilita distinguirlos y evitar fraudes. Aparte de ese color, se trata del mismo producto… ¿o puede sufrir el motor de tu coche si respostas uno de estos combustibles fraudulentos?

Antes de nada, conviene saber cómo funciona un motor diésel. A diferencia de un propulsor de gasolina, donde una bujía envía una chispa para que se produzca la combustión, en un motor diésel esta detonación se produce mediante presión. Esto solamente ocurre su el combustible tienen una alta capacidad de ignición (conocido como índice de cetano, o intervalo de encendido, el tiempo que transcurre entre la inyección del carburante y el comienzo de su combustión).

Otro factor importante es el índice de viscosidad. A mayor fluidez, más sencillo será de pulverizar, lo que favorecerá la detonación. Si la viscosidad es baja perderá capacidad lubricante y causará daños en la inyección (el sistema que ha permitido que los motores diésel hayan ganado en potencia y prestaciones al tiempo que bajan consumos, junto al empleo del turbo).

¿Qué convierte a un gasóleo en buen diésel?

A la hora de repostar combustible uno puede optar por hacerlo en una estación de servicio de una gran petrolera, en un surtidor independiente o incluso en una cadena de hipermercados. Todos ofrecen un mismo producto, un derivado del petróleo refinado de igual modo, pero luego se incluyen los aditivos, uno de los grandes secretos industriales de las petroleras, ya que es lo que diferencia su producto de la competencia.

Gasoleo

Estos aditivos tienen fines claros: mejorar la viscosidad, evitar que el diésel se solidifique (algo que puede ocurrir en invierno), reducir el hollín y que mantenga el circuito limpio… Su nivel de complejidad química hace que se invierta mucho dinero en ellos… y se trate de productos caros. De ahí que se añadan pocos.. y solamente en los gasóleos que lo precisen: un gasóleo A de automoción lo tendrá, pero no siempre un gasóleo C de calefacción, por ejemplo.

Además, a la hora de colorear un gasóleo de un tipo para que parezca otro, hay que añadir algunos productos químicos… que a veces no son demasiado adecuados para un motor. O aún peor: se han llegado a conocer casos en los que se añadían, para aumentar el volumen, otros hidrocarburos peores, aceites vegetales, desechos de refinado… y hasta agua.

Problemas de repostar un mal diésel

Parece claro entonces que utilizar un gasóleo no destinado a automoción pueda causar daños al motor. Desde perder algo de prestaciones y aumentar humos a sufrir problemas más graves, como obstruir los filtros o dañar la EGR (la válvula de recirculación de los gases de escape). Si el uso es continuado, podríamos hablar incluso de daños en inyectores o que “gripe” la bomba de alta presión, que obliga a cambiar por completo el circuito de combustible.

Los problemas serán mayores cuánto mayor sea el nivel de complejidad el motor. Hoy la práctica totalidad de los diésel cuentan con turbo, sistemas de inyección directa que funcionan a altas presiones, válvula EGR, filtros de partículas, reducción catalítica por medio de aditivos (Adblue)… Si en un motor diésel de los años 90 apenas provocaba un aumento de humos, por ejemplo, podría suponer la “muerte” de una mecánica de última generación.

La solución es repostar en lugares de confianza, que realicen el mantenimiento de sus depósitos tal y como exige la ley y que sirvan el combustible como lo suministra la petrolera. El problema radica que, hoy por hoy, no se puede analizar de forma rápida el gasóleo (que debe ser llevado a un laboratorio para comprobar su nivel de pureza), de ahí que, una vez descubierto el fraude, ya se habrá repostado gasóleo fraudulento. Solamente se podrá reclamar si se conserva el ticket de cada repostaje, si bien lo ideal de cara a esa futura reclamación sería contar con una factura, en la que se detalle la matrícula del vehículo y el número de kilómetros que tenía en ese repostaje… algo que, seguramente, sólo harán los profesionales.

En Gasóleos Capela presumimos de vender sólo los mejores combustibles y carburantes con todas las garantías.